martes, 1 de abril de 2014

La Vie d'Adèle, la tragedia de la vida y el amor...



La Vie d'Adèle cuenta la historia de Adele (Duh!), una chica que pasa por una transformación de adolescente a mujer, experimentando cambios en sus perceptivas y acciones en el área laboral y social, teniendo como puente entre estos cambios sus relaciones amorosas y particularmente su relación con Emma, el cual es el centro de la película. Si has visto muchas películas en tu vida, tal vez esta no te parezca una historia muy original. De hecho, puedo decir con casi total confianza que este filme es básicamente la versión lésbica y francesa de 500 days of summer;  y no lo digo a la ligera, todos los elementos de ese filme están allí: la pareja que alimenta las fantasías de la protagonista, el rompimiento, el tiempo de tristeza por la ausencia de pareja, el reencuentro, las escenas pornográficas, Ok, tal vez eso ultimo no estaba en 500 days of summer pero entienden mi punto.  Y sí, hay muchos elementos que le agregan peso a la historia como el contexto social que involucra la diferencia de clases sociales y las protestas políticas en la vida de la protagonista,  o el uso de simbolismos o alegoría que ni siquiera voy a pretender que entiendo. Pero en esencia es la misma historia familiar del encuentro y rompimiento de una pareja desde la perspectiva de una de ellas que idolatraba a la otra. La mayor diferencia que puedo pensar es que se usa más el lenguaje cinematográfico, o por lo menos de una manera distinta, con un estilo algo documental de muchos acercamientos y atmosfera natural que creo tiene como objetivo mostrar que vemos la historia desde la perspectiva de su protagonista Adele, es una buena técnica cinematográfica que tiene el mismo efecto que la narración de un diario en muchas otras historias sobre el crecimiento de una persona: permite mostrar de manera visual y atrapante la perspectiva de esta persona en la historia. Y el acercamiento y los primeros planos crean un ambiente muy personal que permite leer las emociones en el rostro de los actores que tienen el gran talento de lograr transmitir introspección y conflicto emocional en sus rostros, especialmente las dos actrices principales. Pero de nuevo, nada de esto hace que la historia sea algo nuevo pero ¿Esto significa que el filme falla? Por supuesto que no. 

http://micropsia.otroscines.com/wp-content/uploads/2013/12/la_vie_d_adele_3.jpg

Para empezar, me gusta mucho la estructura de la historia, muchas veces cuando se cuenta la historia de la vida de una persona, sea ficticia o real, se siente solo como una serie de hechos que pasaron sin conexión pero en este filme, se siente que hay continuidad, una escena conlleva a la otra o por lo menos le da un sentido o dirección por donde se dirige la vida de la protagonista pero aun se siente tan real como unos hechos que pasaron. Por ejemplo, la protagonista tiene una relación con un chico en el principio del filme, esta relación técnicamente no tiene propósito en la historia pero ayuda a establecer el despertar de la curiosidad sexual de la protagonista que da un sentido al resto del filme. Pero tengo que decir que aunque el paso de escena a escena está bien hecho temáticamente, las escenas en sí se sienten bastante mundanas. Son todavía interesantes, no me malentiendan pero,   especialmente con el estilo documental, se puede sentir un poco tedioso escuchar conversaciones que aunque sé que a lo mejor son típicas para dos personas que tratan de conocerse, no son exactamente atrapantes (Por lo menos para mí) a un nivel de dialogo; de hecho, muchos hechos son bastante comunes y con una historia de por sí muy conocida, entiendo cómo puede parecerle tedioso o incluso pretencioso a algunos, aunque yo personalmente creo que este sentido de cotidianidad encaja perfectamente con la historia de viaje de la adolescencia a la adultez de nuestra protagonista, dicho de otras forma: se siente real y autentico. Es por eso que podemos ver conversaciones románticas, búsqueda de compañía en bares, el compartir de intereses de una pareja y sí, escenas eróticas que reflejan la conexión sexual de la pareja que a medida que va avanzando el filme, vemos cada vez menos, mostrando la perdida de la pasión. Ha habido mucha controversia sobre las escenas eróticas en particular, y mentiría si dijera que no me siento un poco incomodo sabiendo que las actrices se sintieron usadas y manipuladas para satisfacer al director (Un director cuyas defensas no me convencen del todo) pero dejando atrás los aspectos detrás de cámara, yo creo que las escenas eróticas funcionan porque muestran un aspecto más de la vida de la protagonista, creo que se le dedica el mismo tiempo que otros elementos como la carrera laboral que va pareciendo menos placentera con el tiempo o las relaciones que se van desenvolviendo con las personas a su alrededor, es todo parte del proceso de cambio de Adele. 
 https://whatson.bfi.org.uk/ArticleMedia/Images/lff13/blue-is-the-warmest-colour-006.jpg

Otro aspecto que puede no enganchar a algunos es el hecho de que ningún personaje es tan interesante como la protagonista, o por lo menos no se muestra así, pero para ser justo, este es el método del filme porque vemos todo desde la perspectiva de Adele. Esto permite construir una historia bien estructurada sobre el cambio de una persona desde su juventud hacia su adultez hecha de manera personal y emocionalmente atrapante gracias a unas estupendas actuaciones. Pero además de eso, el filme es fascinante porque su temática lo es. Nótese que he usado palabras como “cambio” en lugar “crecimiento” o “madurez” porque siento que Adele no madura del todo al final del filme, y lo que es realmente interesante es que cualquier mal que le ocurra lo entendemos, e incluso se podría argumentar que lo tiene bien merecido y aun así logramos crear empatía con ella, me encantan las obras donde podemos identificarnos con un personaje que realmente no es agradable cuando se analiza lo que hace. Su pareja Emma parece también cometer errores y ser moralmente cuestionable pero a diferencia de la protagonista, sentimos que ella sí avanza en el transcurso de su vida. En muchos aspectos, esto hace que esta historia sea trágica en el sentido más fascinante: comprendemos que las acciones del personaje lo llevaron a sus consecuencias pero aun así no sentimos mal por su situación; y cuando los personajes se dan cuenta de lo triste de su situación, el despliegue actoral es excelente y el impacto emocional deprimentemente efectivo. Este aspecto emocional es lo que hace de La Vie d'Adèle una obra cuyo impacto sobrepasa lo simple de su trama, aun cuando creo que la historia en sí le falta trascendencia, la efectividad que tuvo en mí no la puedo negar y por eso la recomiendo. Mi puntuación final:


http://4.bp.blogspot.com/-8acnTqCD_PY/UlwI2w3srcI/AAAAAAAAOS0/zm7kNOw4-6E/s1600/Ad%C3%A8le+Exarchopoulos+i+Bl%C3%A5+er+den+varmeste+fargen.jpg