martes, 28 de febrero de 2017

Los Diarios de Final Fantasy #1: El comienzo del Viaje



Algo que siempre quise hacer es jugar todos los juegos de Final Fantasy que podía. Creo que tomando en cuenta las copias que logre conseguir puedo jugar del 1 al 10. Así que decidí comentar algunas notas del progreso de mis jugadas por estos juegos aquí en el blog. Así que anuncio esta nueva sección: Los Diarios de Final Fantasy, que son básicamente mis notas mentales mientras juego esta saga clásica que ha influenciado tanto a los RPG modernos. Por supuesto, esto es un tono muy informal y menos revisado que los escritos que usualmente hago, así que me disculpo si lo que escribo parece poco pulido y con errores gramaticales y si parecen solo textos incoherentes sin mayor punto. Y por supuesto, como ando ocupado, estas notas se publicarán cuando tenga tiempo de jugar, así que no es horario estricto y no sé cuánto me dure terminar todos los juegos (¿Meses? ¿Años?) pero por lo menos me permitirá publicar algo en este blog mientras trabajo en los videos y textos más complejos. Empezamos con el primer juego y continuamos hasta Final Fantasy X (Que es el último del que puedo conseguir una copia dado mis recursos). Empecemos:



Creo que para este punto todos saben la historia del primer Final Fantasy: se llamó así porque se pensó que iba a ser el último juego de los que trabajaron en él pero el juego resultó ser un éxito tan grande que la franquicia sigue hasta hoy y su influencia es innegable en el género. La narrativa es bastante simple: una grupo de cuatro Orbes han perdido su brillo y la leyenda dice que cuatro guerreros los restaurarán y salvará al mundo de... algo. Ok, no es la narrativa más clara del mundo pero es un juego de hace casi 30 años, lo puedo dejar pasar. Me encanta ver tantas tonadas clásicas de música en ese estilo 8-bit.

Comencé nombrando a los cuatro guerreros: Un peleador, Eli; un mago rojo, Saul; una maga blanca (Supongo que es mujer) llamada Here; y  un guerrero marcial llamado Guev (Sí, todos esos nombres basados en mi nombre y apellidos, soy arrogante). En fin, el juego me pateó el trasero al principio, tiene esa dificultad clásica, pero sí ya pasé por Earthbound Zero, puedo con esto. Derrotar al primer jefe resultó de hecho fácil, pues de tanto que me habían pateado el trasero, había acumulado experiencia (La clásica moraleja de los RPG) y después de que salvé a la princesa, construyeron un puente y comienza mi aventura. Algo genial de los RPG es que después de mucho tiempo de entretenimiento y dificultad, te enteras que es "solo el principio", otros tipos de juego necesitan algo más grande para engancharte al principio pero el principio de RPGs clásicos que he jugado tienen un opening largo: Earthbound te introduce a un personaje que luego se descarta antes de seguir con tu aventura, Chrono Trigger tiene un festival, incluso Undertale tiene ese epico comienzo.

Continuando, me encontré con una bruja que al parecer necesita un cristal para ver, me gusta mucho este mundo mágico con princesas, reinos y brujas, sobre todo cuando ves cómo eso ha influenciado a RPGs hasta el día de hoy. Y derroté unos piratas en otro pueblo y ya tengo un barco para navegar a otras partes, me encanta la manera en que este juego se está expandiendo. A veces el combate es repetitivo (¡Púdranse lobos!) pero aparte de eso, lo estoy disfrutando. Sigan los Diarios de Final Fantasy para ver cómo continuo con el primer juego y hasta ahora solo queda una pregunta: ¿Cómo rayos piensa este juego que se ve una Iguana?

¿En serio? ¿Así se ven las Iguanas en Japón o qué?

Comenten si tienen algo que decir el juego, la saga o en general. Si quieres saber más de mis opiniones o lo que ando haciendo, no olvides pasar por el facebook, twitter, wattpad y canal de youtube oficiales del blog. Y si te interesan más temas además de series, películas y videojuegos, recomiendo mi otro blog: Solo un Blog.

lunes, 27 de febrero de 2017

¿Por qué analizar el Mensaje de las Historias? (Versión Video y Versión Texto)




Hay un cierto grupo de personas en internet que realmente no le gusta analizar el mensaje de obras que consumen. A pesar de que a muchos les gusta escribir artículos y hacer videos analizando el significado de su película, serie o videojuego favorito; siempre hay un grupo que dice que se está sobre-analizando o aun peor, que creen que se está arruinando la obra al meter cosas como política, filosofía y comentario social en la conversación. Pero con todo respeto a la gente que solo le gusta ver series o jugar videojuegos por la emoción del momento (Después de todo no hay absolutamente nada de malo en eso), la verdad es que yo tengo una visión distinta en cuanto del arte y el entretenimiento.



Desde mi punto de vista, toda obra de arte es como un discurso o una conversación. Tienes tu contenido (Tu moraleja o comentario social); tienes el mensaje, es decir las palabras que usas que componen el discurso en sí (Esto sería como el guión o historia) y tienes el medio, que es el modo en que transmites el mensaje o guion. Tomemos por ejemplo el cine: el cine usa la combinación de cinematografía, actuación y música para tratar de transmitir emociones, ya que las emociones son el medio principal. Ya sea una película de acción o un filme más experimental, los filmes en su mayoría tratan de que te sientes, los mires y te emociones. Y hay muchos que solo les gusta ver una película, sentir la emoción (Ya sea tristeza, risa o miedo) y luego seguir con sus vidas sin pensar mucho en lo que vieron. Y de nuevo, no hay nada de malo en eso, la mayoría de los filmes se pueden apreciar solo por las emociones que traen: Mad Max: Fury Road es una gran inyección de adrenalina y The Tree of Life ni siquiera tiene una narrativa lineal, solo muestra un montón de imágenes para despertar una reacción sentimental de manera hipnótica. De nuevo, es como una conversación, y a veces puedes estar hablando con una persona que aprecias y la conversación puede no ir a ningún lado, pero escuchamos porque nos agrada la manera de hablar y expresarse de esta persona. 




Pero algunos de nosotros, aunque sabemos y apreciamos el medio como parte vital de la experiencia, también disfrutamos realmente escuchando y analizando más allá: el mensaje, lo que la persona o película o videojuego nos está diciendo. Pero entonces surge una pregunta ¿Qué pasa si la obra no tiene intención de decirnos nada? ¿Qué tal si el autor no tenía un mensaje claro en mente y estamos leyendo algo que no está ahí? Bueno, siempre es importante no hacer presunciones sin realmente conocer al autor, pero a veces un autor puede decir cosas sin darse cuenta. Volviendo al ejemplo de la conversación ¿Alguna vez te ha pasado o has encontrado a alguien que le ha pasado que por no pensar dijo algo incomodo o incluso ofensivo sin querer en una conversación? tal vez no era su intención pero aun así te sientes mal porque ese mal momento dice algo sobre la persona que habló. Lo cual nos lleva a una de las reglas no habladas del arte: “Todo lo que escribes o creas, sea tu intención o no, está diciendo algo sobre ti”. Y esta regla es muy importante, porque muchas obras son malas cuando el escritor trata de decir algo pero no tiene cuidado, por lo cual termina diciendo  algo realmente  perjudicial para su historia. Como cuando un escritor trata de hacer una obra sobre un tema delicado como el abuso doméstico y termina diciendo cosas muy ofensivas por no pensar bien, pero ese es un tema para otro día. Y aunque insisto que no hay nada de malo en consumir obras solo por entretenimiento, mi punto es que muchas veces podemos estar recibiendo muchos mensajes de nuestra obras favoritas y ni siquiera darnos cuenta, ya sea porque no estamos interesados o muchas veces porque no entendemos el contexto de la época y el lugar en que los autores trabajaron y que pueden decirnos mucho del mensaje, incluso en obras en las que pensamos solo como diversión.



Por ejemplo, gran parte de las películas de superhéroes que vienen de Hollywood, posterior al 2001, tratan temas como el uso correcto del poder, el intervencionismo y la ayuda a nivel internacional porque esos son temas que se volvieron importantes en Estados Unidos posterior a los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001, algo en que muchos fuera de ese país no pensamos porque no fue una tragedia en nuestro respectivo territorio. O consideremos un clásico como Ladrón de Bicicletas, que es una sencilla historia sobre las dificultados y la pérdida de humanidad que nacen de la pobreza, pero tiene mucho más peso cuando entiendes que trata de documentar la pobreza que se vivía en los países de Europa destrozados por la segunda guerra mundial. Lo que trato de decir es que muchas veces para entender una obra de arte, debes entender el contexto en que fue hecha. Yo creo que cuando decimos cosas como ¿Por qué no podemos apagar nuestro cerebro al ver una película? O ¿Por qué tenemos que meter política en videojuegos? Pienso que perdemos parte del punto: Estas obras solo a un nivel emocional son fantásticas, pero la emoción inicial era solo la forma que tenían los autores para hacernos interesar en el mensaje, en lo que dicen y el contexto en que viven. Y por respeto a sus obras ¿No es una experiencia más enriquecedora cuando escuchamos lo que dicen? 



sábado, 4 de febrero de 2017

Top 10 OTROS Episodios de "Regular Show": Un Adiós a los Amigos del Parque



Recuerdo cómo era la televisión animada infantil cuando crecí. No estaba tan mal, había programas más que geniales pero estaba lejos de ser una era dorada como los noventa que estaban terminando cuando yo empecé a ver caricaturas. Había mucho contenido genérico y otras obras francamente molestas. Llegó un punto en el que parecía que cada programa para niños participaba para ver quién podía tener al personaje más estúpido haciendo los chistes más torpes y repetidos de mocos y gases que, más que hacer reír, parecían alienar a los niños e irritar a los padres que veían series con ellos.

Pero de a poco, a finales de la década del 2000 y comienzo de la década del 2010, se empezó a ver un cambio. Empezó con Phineas & Ferb, una serie que, en mi opinión, no recibe tanto crédito como merece; su humor, presentación y personajes pueden parecer simples pero en un tiempo donde toda serie para niños parecía tener un protagonista estúpido o arrogante, ver una serie sobre chicos inteligentes y amables divirtiéndose sin caer en humor tan bajo era fresco. Y con el tiempo, aparecerían mas obras que llevaron a la animación a un camino diferente, más creativo, más único. Empezaba una nueva era de oro. Veríamos una de las series más innovadoras de su tiempo con su creatividad sin compromiso en Adventure time; la estupenda comedia que ocultaba uno de los más efectivos misterios de la tv con influencia de épicos filmes y series de aventura en Gravity Falls; un inesperado heredero de la creatividad y color de Disney de los 90s en My Little Pony: Friendship is Magic; un aun más inesperado heredero del Disney de los 40s y 50s que me llegó emocionalmente como pocas obras en Over the Garden Wall; una obra que tras su humor y gran animación ocultaba un corazón puro que no veía hace  mucho tiempo en una serie en Wander Over Yonder... y luego está Regular Show



Tal vez no tenga las cualidades de esas otras series pero aun así, Regular Show importa. Importa porque fue parte de ese pequeño grupo que empezó  a captar la atención de más audiencia, trayendo lo mejor de épocas pasadas (Ya sea su clara influencia del cine de culto o inspiración en Rocko's modern life) mientras al mismo tiempo traía su propia voz. Contribuyó al volver del estilo de animación dibujada con menos flash; y a pesar de ser claramente episódica, mantenía una continuidad con chistes y elementos que tomarían varios episodios o incluso temporadas en volver. Sus personajes no parecían pasar por caracterizaciones tradicionales, más bien cambiaban lentamente con el tiempo, de forma más sutil. Esto podía hacer que la serie pareciera mas plana que otras series y sus giros en trama y personajes parecieran improvisaciones para llamar la atención, típicos "saltos de tiburón". Pero viendo atrás, me sorprende lo mucho que estaba bien planeado, establecido y ejecutado al punto. No todo fue realizado perfectamente, mucho de la serie parece un ejercicio de indulgencia como un chiste personal de una persona y su cercano grupo de amigos; algunos puntos dramáticos se sentían como una pequeñez personal sacada de proporción con fines dramáticos. A veces incluso por más que el protagonista se sentía el centro de la historia, parecía más bien que si lo veías desde la perspectiva de los demás, él estaba siendo el imbécil (Sí, te estoy hablando a ti, Mordecai, tú y la serie la pusieron con CJ). Pero era ese sentimiento de un ambiente personal entre amigos lo que hacía a la serie divertida de ver. Porque sí se sentía como el día a día de un grupo de amigos con sus momentos altos y bajos, con chistes personales que solo tú entiendes o referencias a películas que solo tú y tus amigos conocen. Y mirando atrás, estoy de hecho impresionado con lo consistente de la historia y los momentos menos estelares no parecen tan malos cuando lo ves como un todo. Porque cuando todo está dicho y hecho, esta es una serie donde algunos personajes cambian para bien por sus éxitos o para mal por sus errores, pero al final están los unos para otros como amigos, brothers, camaradas, panas, cuates o compadres. Así se siente en la penúltima temporada, como que los personajes ya pasaron lo que pasaron, para bien o para mal. La última temporada se siente menos una evolución de los personajes y mas una lucha contra el final de la serie misma, el final de las tontas y locas aventuras, el final de la experiencia que compartiste con tus amigos.

 https://i.ytimg.com/vi/gtAn-VMmAFc/maxresdefault.jpg


Ya escribí hace unos años sobre la serie. Mencioné en ese tiempo cómo me encantaba porque la serie captaba muy bien el estado en que me encontraba en ese tiempo: siendo un adulto joven que aun pensaba como un niño/adolescente aun cuando empezaba a asumir responsabilidades. Y ahora, un par de años después, mucho ha cambiado, en muchos aspectos. El mundo en general ha cambiado con sus problemas complejos. Yo he cambiado, tomando cada vez más responsabilidades en mi carrera y asimilando golpes duros en lo personal. Y el mundo de la animación también está cambiando. Un amigo del blog comentó una vez que estamos pasando de una "era de oro" a una "era de plata" y eso es más o menos preciso. No me malentiendan, aun hay grandes programas como Star vs the forces of evil, We bare bears, The Loud House y Steven universe (Este último me parece que cada episodio que sale es de lo mejor que he visto en mi vida). Pero muchos de los programas que abrieron paso a vías mas creativas ya están acabando: Gravity falls ya acabó, Wander over yonder fue tristemente cancelado y Adventure time termina el año que viene. En verdad se siente como el fin de una gran era. Entonces, ver la última temporada, en que los personajes se enfrentan a su final de una forma u otra, se siente como un último viaje con unos amigos con los que te distanciaste un tiempo. Tú has cambiado, ellos han cambiado, pero por la nostalgia, por los buenos momentos, por los chistes bobos y por esas veces que nos hemos reído, hay que reunirse una última vez para celebrar antes de tomar caminos distintos. Y en homenaje a ese espíritu, aquí hago una última entrada dedicada a esta serie por su final: “Top 10 OTROS Episodios de Regular Show”. Sin incluir a los que ya cubrí en la lista anterior, con total subjetividad y más empalagoso sentimentalismo. Una última despedida. Empecemos... ¡Sí que sí!



10. Ugly Moons


Estoy satisfecho con el hecho de que, a pesar de que la última temporada de la serie toma lugar en una puesta de escena distinta al resto, seguía manteniendo las tramas típicas de cada episodio y la actitud que tanto gustaba de los personajes. Tal es el caso de este episodio, que es otro de esos donde vemos a Musculoso (Muscle man) como bromista, algo que ya hemos visto varias veces para este punto en la serie. Y tratándose de la última temporada, la serie nos da una última gran broma que realmente crea uno de los puntos más graciosos del personaje y una buena forma de despedir los episodios de bromas pesadas de la serie. Además, como es típico del programa, este episodio se divierte rindiendo homenaje a tramas típicas de películas clásicas, específicamente a los filmes de estafas en este episodio. Una buena trama con humor absurdo efectivo, este episodio es un buen ejemplo de lo que hacía a la serie entretenida de ver.


 9. Think Positive

Resultado de imagen para regular show think positive

Benson siempre ha sido uno de los mejores personajes de la serie. Es un personaje que representa a la típica figura de autoridad que solo trata de hacer un buen trabajo pero pierde el temperamento fácilmente cuando no le hacen caso. Los adultos que se identifican con la serie reconocen fácilmente a gente así en algún jefe que han tenido y los niños y mas jóvenes han tenido profesores que actúan así, haciendo de Benson uno de los puntos que conectaba a audiencias de diferentes edades con la serie. Pero era también un personaje bastante humano, sus razones para enojarse siempre parecían legítimas. Por más que uno piense que Mordecai y Rigby son geniales, hay que admitir que la gente así en la vida real son muchas veces molestos. Y de esto se trata este capítulo, en el que vemos una de las mayores y más graciosas muestras de ira de Benson. Agrega a eso una grandiosamente exagerada animación y tienes un episodio clásico.

8. No Train No Gain



Una vez más, vuelvo a la última temporada porque en verdad fue una buena conclusión para la serie. Este episodio no solo ayuda a avanzar los aspectos de la trama final de la serie, sino que lo hace parodiando uno de los elementos más utilizados tanto por la serie misma como por los filmes a los que tanto hace referencia: el montaje de entrenamiento. El convertir una de las técnicas narrativas más comunes del programa en el centro de la trama de un episodio es de hecho bastante original y la presentación visual es entretenida y permite un humor único. Un episodio reciente pero que creo que merece su puesto entre los mejores.


7. Family BBQ

Resultado de imagen para regular showfamily bbq

Uno de los aspectos que hacía a Regular show tan divertido para la gente es cómo tomaba pequeños hechos de la vida diaria e introducía humor absurdo a ellos (De nuevo, siguiendo los pasos del que es para mí su predecesor: Rocko's Modern Life). Incluso el mismo título del programa se burla de la actitud de cotidianidad que suele tomar. Y en ese aspecto de sacar cosas normales fuera de proporción, este es de mis episodios favoritos. Aunque yo en lo personal no he estado en esta situación, es fácil identificarse con estar en una reunión incomoda buscando quedar bien parado o por lo menos respetable. Y resulta ser al final incluso un poco emocional con la forma en que muestra tanto a Mordecai como al padre de Margarita (Margaret) pasando una etapa de maduración y aceptación el uno del otro. Pero eso no significa que la forma en que la trama se sale de las manos deje de ser exagerada y graciosa. Definitivamente una fiesta de piscina digna de esta lista.

6. Meet the Seer


Volviendo una vez más a la última temporada, que con cada episodio se sentía mas como una carrera acelerada hacia un gran evento. Y esa adrenalina se siente especialmente en este capítulo. Lleno como siempre de referencias a historias de culto (Como The Matrix por ejemplo), este episodio está lleno además de referencias a hechos anteriores de la serie, dándole más valor a la continuidad y pseudo-mitología que se ha creado hasta ese punto. Curiosamente me recuerda mucho a The Venture Bros, (Una serie que sospecho ha tenido más impacto en las series animadas actuales de lo que uno puede pensar) especialmente en su forma de tomar pequeños elementos y personajes en puntos tempranos de la serie, agregarles su propia historia y luego regresarlos para eventos grandes mucho después en la serie, ayudando a crear un universo más grande y denso. Pero lo que realmente hace especial a este capítulo es su metanarrativa única. De nuevo, tomando un elemento que damos por sentado (el fin mismo de la serie) y usándolo como parte de la trama (Diciendo que el "universo" de los personajes va a acabar) hace que se sienta mucho más grande lo que está en juego y que estemos aun mas conectados con los personajes cerca del final. Por ser una muestra del gran viaje que resulta ser este programa, se merece su mención en esta lista.

5. Exit 9B

http://2.bp.blogspot.com/-ooE1mRqQM0A/ULG4-W9qSMI/AAAAAAAAFbY/g1MfAPDQFMI/s1600/nuevon.jpg

Amo a Thomas. Es uno de los personajes que más me entretuvo en la serie, ya sea con sus comentarios cortos como el interno o su creativa evolución a medida que avanza en la serie. Incluiría varios episodios centrados en él en esta lista pero entonces la entrada se enfocaría solo en él y no el programa como un todo. Así que escojo este episodio para representar todos los episodios de Thomas, ya que es el primero en que aparece, es una buena forma de introducir el personaje y es un especial simplemente épico. Es curioso que la serie no reservó el regreso de tantos personajes y el cambio de escala en la continuidad y animación para el final de la serie, sino en medio de ella, eso muestra mucha ambición. Y todos estos elementos pagan con algunos de los momentos más épicamente divertidos del programa.

 4. Rigby's Graduation Day Special
 https://i0.wp.com/theenemybase.com/wp-content/uploads/2016/06/Regular_Show_Season_7_Episode_228-Still.jpg?fit=1280%2C721

He mencionado muchos personajes que me agradan de esta serie: Benson, Thomas y Muscle Man. Eso por supuesto sin quitarle merito a otros divertidos e interesantes personajes como Skips, Margarita o CJ (Aun estoy molesto con cómo fue tratada). Pero curiosamente no he hablado mucho de los dos principales: Mordecai y Rigby. Hay razones para esto: como mencioné, con el tiempo me fui alejando un poco del estilo de vida que me permitía identificarme tanto con estos personajes, dejaban de parecer menos agradables y más inmaduros. Esto es más obvio para mí con Mordecai, quien al principio parecía tener más ambiciones en su vida, mayor empatía y sentido de responsabilidad que Rigby. Pero a medida que lo vemos avanzar en la serie, lo vemos tomar decisiones dañinas y francamente estúpidas (CJ era lo mejor que te paso ¿Y la trataste mal, humillaste y terminaste con ella frente a todos? ¡Vete a la %&#*!a, Mordecai!... Lo siento,  me calmaré). Al final el personaje se siente francamente estancado tanto en lo profesional como lo personal. Por otra parte, Rigby, aunque  gracioso, siempre fue un personajes con el cual era difícil empatizar por su actitud infantil y su egocentrismo, adoptando actitudes a veces incluso toxicas en sus amistades (Por ejemplo en la película de Regular Show). Pero curiosamente, al avanzar la serie, tuvo un cambio inverso al de Mordecai, mostrándose más responsable y sereno con sus relaciones personales, su trabajo, su carrera y su propia estima. Y luego llega este episodio que afronta el cambio que ambos personajes han pasado y evalúa cómo su relación cambia y a la vez cómo se mantiene, creando buen drama en el proceso. Entendemos las presiones que ambos pasan, haciendo que las cosas que hayan molestado de ellos en el pasado se sientan más como parte de su imperfecta humanidad. Esto eleva el resto de la serie, haciendo que momentos que irritaban antes cuadren mejor al ver a los personajes como un todo. Y este episodio muestra muy bien por qué a pesar de todo se necesitan y a pesar de las dificultades que pasan, estarán bien apoyándose el uno al otro, lo cual creo que llega al corazón de por qué esta serie resuena. En cierta forma, al llegar a este episodio, termina la historia de Mordecai y Rigby; por lo cual tiene sentido que al terminar este episodio y la temporada, la serie se enfoque menos en sus cambios y más en la conclusión de la serie misma. Y la forma en que trasciende a ese viaje en la última temporada, a la vez cerrando los elementos que habían construido la continuidad hasta ese punto, es uno de los momentos más sorpresivamente icónicos de la serie. Por agregar tridimensionalidad a sus personajes con un drama sobrio y al mismo tiempo dejando nuestras bocas abiertas con el cambio de rumbo del programa, este es sin duda uno de los puntos altos de la serie.

3. Brilliant Century Ducks Crisis Special


¡Amo este episodio! Si viste mi lista anterior, no te sorprende que incluya otro episodio de la saga De los patitos bebe, sobre todo cuando agregaron comentarios sobre la comercialización de caricaturas, le dieron momentos de caracterización genial a Benson (Que sigue siendo un gran personaje en este episodio) y exageraron todo de la forma mas ridículamente épica posible. Cuando el episodio empezó parodiando los intros ridículos de los animes ochenteros y noventeros, sabía que me iba a encantar. A una parte de mi no le gusta incluir especiales en listas como estas, especialmente con la frecuencia con la que lo he hecho aquí. Por un lado es injusto comparar episodios normales con episodios que claramente tuvieron más tiempo y esfuerzo puestos en ellos como especiales. Por otro lado ¡Patos  y gansos cambia-formas batallan como Mechas/Robots gigantes! ¡EN EL ESPACIO! ¿¡Cómo no te puede gustar!?


2. Weekend at Benson's

https://s2-ssl.dmcdn.net/Ti-o5/1280x720-NFy.jpg

¿Mencioné que me agrada Benson?... ¿Sí? Ah, ok, porque me agrada Benson. Y este fue uno de los primeros episodios en que empezamos a ver más facetas y aspectos del personaje. Descubriendo más de la vida e intereses de Benson a medida que lo hacen Mordecai y Rigby es muy entretenido e incluso agradable,  viendo cómo se fortalece la relacion entre estos personajes. Además del hecho de que el episodio es simplemente divertido y como siempre efectivo en su referencias, en este caso de filmes de "fingir que la persona desmayada aun está consciente" (O "el cadáver no está muerto", según el caso). Agregando uno de los momentos de mayor despliegue de creatividad visual de toda la serie y tienes un episodio que me divierte y me alegra cada vez que lo veo, como una buena noche de fiesta.

Mención Especial:

A Regular Show Final Battle


Escribo esto cuando terminé de ver el final de la serie y la única razón por la cual no la incluyo en la lista es porque amo tanto los demás episodios que no podía dejar de hablar de alguno. Así que hago esta mención especial para hablar del estupendo final. La cuestión con los finales de series es que, si la serie es buena, tanto se ha construido hasta ese punto que si hay algún defecto en el pago final, soy capaz de dejarlo pasar porque el programa como un todo sigue funcionando y sus escritores nos ofrecieron tanto de su talento que se puede obviar que su vision del final no cuadre perfectamente con la visión que yo tenía en mente. Así puedo obviar problemas de tono o Deus ex-machina en finales de series como Avatar: the last airbender, Gravity Falls y How I met Your Mother, porque me parece que los puntos altos y la coherencia del mensaje de esas series y sus finales funcionan bien cuando se mira como un todo. Con eso dicho, me cuesta pensar en una manera mejor en la cual pudo terminar esta serie. Todo pagó con creces: la continuidad, la metanarrativa, la caracterización, la ÉPICA animación y presentación, la banda sonora y los sentimientos hacia los personajes y la serie. Una experiencia satisfactoria. El final perfecto que esta serie merece.

 Ahora, antes de llegar al número 1 recapitulemos: 
10. Ugly Moons

9. Think Positive

8. No Train No Gain

7. Family BBQ

6. Meet the Seer

5. Exit 9B

4. Rigby's Graduation Day Special

3. Brilliant Century Ducks Crisis Special

2. Weekend at Benson's

Mención Especial: A Regular Show Final Battle

Y por último, mi episodio favorito de Regular Show es...

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.


1.      The Parkie Awards



No es el episodio con la mejor animación. No es el episodio donde la continuidad juegue el mayor rol. Aunque demuestra cómo la relación entre los personajes se ha fortalecido con el tiempo, esa no es la razón por la cual tiene el primer puesto. Sí, se enfoca en Benson, que saben que me agrada, pero esa ni siquiera es la razón. La razón por la cual este episodio es mi favorito es por la misma razón por la cual todo episodio, película o lo que sea es el favorito de alguien: es personal. Por más importante que sea entender los aspectos técnicos y narrativos que hacen a una obra buena, al final nos gusta porque dice algo que identificamos como una verdad, algo que vemos como un reflejo de nosotros mismos, de nuestras propias experiencias. Algo así ocurre con este episodio. He pasado por momentos duros en los más recientes años de mi vida, sé lo que es esforzarse y querer dar buenos resultados y aun así no obtener lo que esperas. Sé lo que se siente que otras personas tengan lo que tú quieres, algo a lo que no le dan importancia y que tú mismo sabes que no importa en el gran orden de las cosas pero aun así sientes que todo sería solo un poco mejor si lo tuvieras. Y sé lo que se siente que al no obtener eso tienes menos valor, que ni tú mismo te puedes animar y ser positivo porque sin ese algo, te consideras menos. Pero en medio de todo esto, descubres que así como pequeñas cosas pueden desanimarte, también pequeñas cosas pueden subirte la autoestima: palabras de aliento o de consuelo, un chiste que distrae, una buena salida en compañía. Y esa compañía se convierte en el mejor regalo que puedes tener en momentos duros, esa gente que ve lo bueno en ti cuando ni tú mismo lo ves: tus amigos de universidad, tus padres, tu hermano, los que siguen ese blog en el que escribes por pasatiempo o, en este caso, tus compañeros de parque. Y cuando te acompañan en esos momentos, te das cuenta que esa compañía te ha hecho más fuerte y es lo que más agradeces en tu vida. Ese espíritu de camaradería siempre fue el alma de Regular Show y por reflejarlo tan bien y conmoverme tan personalmente en el proceso es que este es mi episodio favorito. No me queda más que decirle a los creadores de la serie, a este grupo de personajes y a la gente que como ellos han estado conmigo en la vida real, en altas y bajas, por la nostalgia y por los pequeños grandes momentos...

Gracias, Amigos. 



Y ahora, una última vez por los buenos tiempos:

¡OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!