sábado, 4 de marzo de 2017

Top 10 Filmes de 2016


 Ya que terminó la temporada de premios y aproveché ese tiempo para ver un montón de filmes de la temporada pasada. Decidí sacar una lista de mis favoritos. Con total subjetividad y parcialidad como siempre. Sin más que agregar, aquí están:

10. Doctor Strange


Pueden leermi reseña si quieren entrar en más en detalle de mi opinión sobre el filme. A pesar de ser típica en su presentación en comparación a otros filmes de superhéroes, realmente me encantó esta película por una gran actuación central de Benedict Cumberbatch, por sus únicos efectos visuales pero especialmente por su temática particularmente compleja para un filme del género. No es el típico arco argumental del "imbécil que se da cuenta de lo que hace mal y se vuelve bueno", de hecho es una muy precisa exploración sobre la moralidad y el bien mayor ¿Es mejor no realizar nunca "malas acciones" para mantenerse "puro"? ¿O puedes sacrificar tu "pureza" por una causa mayor que tú? Esto es un mensaje mejor pensado que la mayoría de los filmes de comics. Agrega a eso unas buenas dosis de comedia y adrenalina y tienes mi filme favorito de superhéroes del año pasado.

9. Manchester by the Sea


Nota: estoy consciente de las acusaciones de acoso sexual que han surgido en contra de Casey Affleck. No afecta la calidad del filme para mí, pero por si eres de una de esas personas que considera que no es moralmente correcto ver filmes de alguien que hace esas acciones, creo que deberías saberlo. Continuando...

 Este es un filme que fácilmente podría fallar. El drama de la perdida no es nada nuevo; tampoco lo es la trama de conectarse con un familiar más joven, ni la historia de una figura triste que revela un trasfondo trágico al avanzar el filme. Todos esos elementos pudieron sentirse cansados en cualquier otra obra. Pero lo que distingue a esta película es su tono. Para ponerlo de forma simple: este filme se siente real. Esta es una historia sobre el proceso de duelo, pero en lugar de encontrar a los personajes llorando a mares, capta el duelo en una forma que rara vez he visto siendo captada en el cine: el cómo se guardan las emociones cuando no sabes procesarlas y explotan en el momento en que menos esperas. Cada personaje no parece llorar con un discurso preparado como en otros filmes sobre lo mucho que han sufrido. Más bien parecen luchar para encontrar la manera correcta de describir lo que sienten. No controlan sus emociones aunque quieren, sus emociones los controlan a ellos. Incluso se capta bien el absurdo de esta situación introduciendo momentos cómicos en la historia. Y todas estas emociones complejas las capta un reparto de actores estupendo, todos parecen haber sacado actuaciones excelentes: Michelle Williams, Kyle Chandler, Lucas Hedges y por supuesto, Casey Affleck, dando una actuación que sostiene el peso de todo el filme y con la cual se luce con creces. No es una historia extraordinaria con momentos espectaculares, pero no necesita serlo. A veces es suficiente captar un pequeño capítulo en la vida de unas personas (Y el hecho de que use la palabra "personas" y no "personajes" habla bien de la obra).

8. O.J.: Made in America


 Cuando vi que este documental ganó el Oscar y, en su discurso de agradecimiento, los creadores dedicaron su victoria a las víctimas de asesinato Nicole Brown y Ron Goldman y a su vez a las víctimas de violencia racial estatal en Estados Unidos de América, vi reforzada la idea de la importancia de este filme en el actual panorama político no solo de esa nación si no del mundo. Porque en una era donde las grandes potencias parecen inclinar su liderazgo hacia políticas mas discriminatorias contra grupos marginalizados (inmigrantes, mujeres, personas no caucásicas, pobres, entre otros), creo que es importante ver esta fascinante historia sobre el poder de la fama y cómo un sistema puede premiar a personas que hacen cosas horribles cuando el sistema está diseñado para promover la injusticia y colocar a diferentes víctimas unas contra otras. Debo admitir que tengo parcialidad hacia esta obra principalmente por la brillante versión ficticia de estos mismos hechos en la excelente miniserie The People vs O.J. Simpson: American Crime Story (Que quizás fue mi obra de ficción favorita del año pasado). Pero independientemente de la forma en que venga, a veces es importante conocer historias de gente que no importa el mal que hacen, el poder que tienen y las personas que victimicen, no tendrán suficiente.

7. The Neon Demon

 ¿Probablemente el filme más original del año? Esta obra es una de esas que toma una trama, espera que te pongas cómodo con ella y esperes a dónde va, para luego cambiar tus expectativas, entrando a territorios perturbadores para ellos. Y quiero decir PERTURBADORES. Pero su transgresión no es barata o superficial, porque este es un filme que de hecho tiene mucho que decir sobre nuestro concepto de belleza y cómo reaccionamos de manera emocional, incluso violenta, cuando esta belleza no sigue los parámetros que tenemos en nuestra mente. Este tema es puesto de manifiesto en cada aspecto de la obra: desde la trama y sus personajes que parecen superficiales  y aparentan solo estar ahí para "verse bien" pero que luego no entran en los arquetipos que esperamos en estas historias. Y la cinematografía y sonido que quizás sean lo mejor del año y buscan hipnotizarte y sumergirte en un mundo de estética pura para luego adentrarte en lo bizarro y oscuro. De nuevo, el filme busca ser definido por sus propios términos, no por cómo nosotros lo definimos y así llega a una verdad sobre la belleza: no queremos apremiarla realmente, queremos consumirla.

6. Fences
 https://globalnewsink.files.wordpress.com/2016/12/fences-poster.png

 Admitiré abiertamente que este filme no llega a un nivel de perfección técnica o innovación en comparación a otros filmes en esta lista. Siendo una adaptación de una obra de teatro de parte del por primera vez director Denzel Washington, esta obra tiene muchos defectos. Muchas partes se sienten poco adaptadas y densas en el dialogo en una forma que no cuadra en el cine y algunas escenas y personajes parecen que necesitaban mayor exploración. Muchas escenas, sobre todo al inicio y al final se sienten extensas y al mismo tiempo a otras parece que les falta tiempo. Entonces ¿Por qué está en la lista? Bueno, porque los momentos en que el filme sí funcionó me parecieron tan potentes y poderosos que compensaban al filme como un todo. Parte de esto es el excelente reparto de actores, ya ver a Viola Davis y al ya mencionado Washington (Fácilmente dos de los mejores actores modernos) dando algunos de sus mejores momentos en pantalla ya vale la pena. Pero lo que realmente vende esta obra para mí es cómo me identifico con ella a un nivel personal. Yo he conocido y aun conozco personas como las reflejadas en esta historia, en particular el personaje principal. Esta es la historia de gente que trata de ser la autoridad en su grupo familiar, pero por el ambiente en que crecieron y las circunstancias de su vida, terminan formando defectos más grandes que sus virtudes. Y por eso, a medida que pasa el tiempo, se van aislando incluso de las mismas personas con las que viven. Esa contradicción de ser un extraño en tu propia casa y a su vez estar atado a tu familia mas allá de tu decisión muestra una psicología que me ayuda a comprender mejor a miembros de mi propia familia y creo que tú también te puedes identificar si has tenido familiares que han hecho cosas terribles que los han separado de la familia pero al mismo tiempo no puedes quitarles merito porque en cierta forma ayudó a construir ese mismo hogar. Con escenas brutales que reflejan la crueldad a las que han tenido que ser sometidos estos personajes y al mismo tiempo la crueldad que surge de ellos mismos. Más allá de sus defectos, este es un filme que no te puedes saltar justamente por esos momentos.

5. Zootopia/Moana/Kubo and the Two Strings


 Si me sigues en las redes sociales del blog, sabes que me gusta la animación y que tengo un gran respeto por obras infantiles que tienen gran valor temático. Y como el 2016 fue un gran año con tres obras grandes de este tipo, decidí incluirlas a las tres en el mismo puesto. Las tres películas tenían una buena presentación visual, ya sea con la peculiar metrópolis introducida de forma visual, la espectacular muestra de colores inspirada en la cultura polinesia o con la mezcla de pintura japonesa con animación que parece inspirada en Ray Harryhausen que lleva al stop-motion al siguiente nivel. Las tres obras a su vez tenían pequeños defectos, ya sea la falta de claridad en una de sus metáforas o la falta de drama en una escena o un par de giros argumentales que se veían venir desde lejos. Pero las tres a su vez superan sus pequeños tropiezos para terminar formando una obra maestra: Zootopia es una gran historia que utiliza la experiencia que tristemente muchos niños entenderán de ser acosados para hacer una historia sobre cómo a veces vemos mas fácilmente cuando somos víctimas y no cuando somos victimarios; Moana es una genial muestra del lenguaje musical que trae un gran mensaje de tener fe en la adversidad y creer en uno mismo como solo Disney puede hacerlo y Kubo es una brillante reflexión sobre el poder del arte y las relaciones personales por encima de las falsas promesas de gloria e inmortalidad. Apuesto que en una década una generación verá estos tres filmes como clásicos de su niñez y me alegra haberlos visto cuando salieron originalmente. 

4. Arrival


Una gran obra de ciencia ficción con ideas originales pero simples y perfectamente ejecutadas. Con un uso creativo y preciso del lenguaje cinematográfico, con una actuación central de Amy Adams estupenda y especialmente esa atmosfera, quizás la más atrapante del año con una banda sonora que le gana a casi cualquier otra. Y por supuesto, este es un filme con un gran mensaje sobre la comunicación. En un tiempo donde tenemos la más avanzada tecnología para comunicarnos y aun así parece que nos estamos escuchando menos que nunca, esta es una obra importante. Un gran mensaje sobre cómo nuestra visión del mundo cambia cuando logramos no solo escuchar sino entender puntos de vistas ajenos a los nuestros y cómo incluso se nos puede revelar una verdad mayor en el proceso. Por lograr transmitir ese mensaje en su presentación e historia sin tropiezos en su camino es que puedo llamar a esta una película excelente.

3. Swiss Army Man

 Ahora es donde tengo que decir que aunque me gustaron claramente todos los filmes en esta lista, los tres primeros fueron especialmente obras maestras que aprecie. Así que los tres primeros puestos son totalmente arbitrarios (Como es natural en las listas), cualquiera de ellos pudo ser el número 1. Con eso dicho, ya podemos hablar de Swiss Army Man.

Este es probablemente mi filme favorito de esta lista en términos de cumplir el potencial de lo que el cine puede hacer; es decir la combinación de cinematografía, música, actuación e historia para transmitir una emoción. Todo funcionó en este filme y todo estaba inundado de creatividad: la original banda sonora que casi se vuelve parte de la historia misma como pocas lo han logrado últimamente, el gran logro técnico con el uso de diferentes efectos prácticos, la particular forma en que se usó la utilería y las espectaculares actuaciones de Paul Dano y especialmente la de Daniel Radcliffe. Su mezcla entre comedia y poesía visual lo hizo único entre los filmes del año. No todo fue agradable, a veces se iba hacia lo incomodo, lo desagradable e incluso escatológico. Pero cuadra porque este es un filme sobre aceptar la vida con sus cosas buenas y cosas malas, las cosas bellas y las cosas desagradables, las hermosas y las asquerosas. Y al explorar esos temas llega al fondo de lo que es sentirse poco valorado, la manera en que te sientes cuando las cosas buenas que esperabas de la vida no llegan y empiezas a dirigir todas tus frustraciones con el mundo hacia ti y empiezas a ver tanto al mundo como a ti mismo como este cumulo de errores y cosas horribles que no tienen valor. Pero el filme también te rescata de esa oscuridad y te guía por el camino de aceptación de la vida y cómo a veces las mismas cosas que solías no apreciar son las que terminas valorando mas y que no quieres perder. Y al tocar todo eso, debo admitir que me identifique con los personajes de este filme como pocos en mi vida. Con todo y sus momentos meno estelares, aplaudo esta obra maestra.

2. Hail, Caesar!


 Realmente espero que esta, como muchas otras obras de los hermanos Coen, sea rescatada como la subvalorada obra maestra que yo vi. Por supuesto, si se trata de los Coen, hay muchas cosas que están garantizadas: la experta cinematografía y edición, los coloridos y únicos personajes, la comedia con ritmo prácticamente perfecto y los diálogos que son los mejores del negocio y que siempre te hacen sentir que estás escuchando a personas muy divertidas y a la vez extremadamente inteligentes. Y todo esto al servicio de rendir homenaje al cine clásico de Hollywood que llega a mis recuerdos personales porque esos fueron precisamente los filmes por los que me hice cinéfilo: los musicales, los westerns, las épicas religiosas. Y todo es realizado con una maestría que demuestra que los Coen podrían dirigir cualquier género si así lo quisieran. Y por supuesto, como muchas de sus obras todo parece ir hacia un chiste simple y que se burla de las expectativas de la audiencia. Pero lo mejor es el significado profundo en sus simbolismos sobre mantener la fe aun cuando sabes que hay cosas más importantes y aun cuando escuchas las ideas de "nuevos testamentos" (Algo que tal vez refleje el judaísmo de los Coen que ya han explorado en otros filmes). Tal vez esta no sea una historia que crea en dios, por lo menos no en el dios del nuevo testamento pero sí cree en el cine y en su poder. Y cuando ves un filme sobre resguardar creencias aun cuando sabes lo problemáticas que pueden ser en el contexto del Hollywood antiguo, el mensaje queda claro. Porque este es un filme que ama las escenas clásicas del cine pero mira con el más cruel cinismo la manera en que el sistema mantenía una falsa moralidad y la manera en que atropellaba a sus actores y escritores. En conclusión, el filme llega a una verdad con la que me siento identificado: detesta los defectos de Hollywood pero ama sus películas. Y para mí, eso es simplemente maravilloso. Y hablando de historias sobre fe...

1. Silence


 A sus más de 70 años, Martin Scorsese sigue demostrando porque es uno de los mejores. Este filme simplemente lo tiene todo ¿La cinematografía y presentación visual? Creo que ninguna me impactó tanto visceralmente, te sientes tan atrapado y perseguido como los personajes que ves en pantalla ¿Las actuaciones? Andrew Garfield (Quien no siempre me convence) saca una actuación de oro y Liam Neeson también da un trabajo soberbio, es mas incluso los personajes menores dan trabajos grandes ¿El guion? Una reflexión inteligente sobre la fe, su valor, su precio, sus límites, su capacidad de parecer, desaparecer y transformarse en diferentes casos. Quizás ninguna obra haya reflejado tanto mi relación personal con mi propia fe. Las tomas parecen rendir homenaje a Kurosawa, que puede tener sentido por donde toma lugar la historia, pero creo que tambien tiene sentido temático ya que Kurosawa era un director cuyas obras siempre caían en la exploración de la moralidad que es lo que esta obra trata de hacer. Creo que incluso me recordó un poco a las obras de Bergman. Pero por supuesto, este trabajo es puro Scorsese en sus respuestas y sus preguntas ¿Tiene la fe merito? ¿Hay algo legítimo en ella o es un reflejo de la locura humana? ¿O ambas? Por poner todos esos temas al frente de una manera magistral es que me siento bien llamando a esta obra maestra mi filme favorito del año. 



 Si quieres saber más de mis opiniones o lo que ando haciendo, no olvides pasar por el facebook, twitter, wattpad y canal de youtube oficiales del blog. Y si te interesan más temas además de series, películas y videojuegos, recomiendo mi otro blog: Solo un Blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada